• icon Descripción
  • icon Historia
  • icon Razones de Inscripción
  • icon Arquitectura
  • icon Legislación Protectora
  • icon Datos de Interés
  • icon Enlaces de Interés
  • icon Contacto
  • icon Mapa

El Antiguo Ingenio de Diego Caballero es un conjunto de estructuras y edificaciones que durante la época de la colonia estuvo dedicado a la fabricación industrial del azúcar de caña utilizando la fuerza del agua (ingenio hidráulico). Ocupa un área aproximada de un kilómetro cuadrado.

Sobre la colina, se pueden identificar los restos de edificaciones y estructuras destechadas que componían el Ingenio de Diego Caballero:

·         el molino de agua o ingenio, espacio semicircular limitado por muros de ladrillo donde se ubicaba la rueda de moler movida por el agua del río Nigua, a través de acequias;

·         la casa de calderas, donde se observan aún la estructura de los fogones construidos en ladrillo sobre los cuales se colocaban las pailas utilizadas para hervir los jugos de la caña;

·         la casa de purga, construcción en piedra y tapia de forma rectangular donde se colocaban las hormas de barro utilizadas para  solidificar los jugos de caña después de ser cocidos al fuego;

·         la acequia, compuesta por canales de alimentación de agua y desagüe construidos en piedra, ladrillo y tapia;

·         otras estructuras, muchas de los cuales no han sido aún liberadas, como el horno de ladrillo y el horno de hormas, el almacén, el embalse y el depósito de agua.

 

Se sospecha que Otros restos del ingenio pueden estar cubiertos por la vegetación en terrenos  vecinos, actualmente de propiedad privada.

Este ingenio perteneció a Diego Caballero de la Rosa, Primer secretario de la Real Audiencia de Santo Domingo. El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo lo incluye en su relación de ingenios de 1546. Este y otros documentos históricos indican que en 1518 el propietario solicitó a la corona española una legua de tierra en la isla para construir una villa.

No existe información sobre la fecha exacta en que se inicia su construcción, pero se sabe que estaba en funcionamiento entre los años 1520-1530. Para el año 1535, además de sembradíos de caña, el Ingenio de Diego Caballero incluía viñedos cultivados con cepas de uva traídas de Europa y la más importante crianza de cabras de toda la isla.

Luego de varios años de buen funcionamiento, la producción del ingenio empieza a decrecer debido posiblemente al difícil mantenimiento de la mano de obra esclava y a la dedicación de parte de los terrenos a otros cultivos diferentes a la caña de azúcar. Se desconoce el año en que dejó de funcionar y sus estructuras fueron abandonadas.

En la primera mitad del siglo XX, los terrenos donde se encuentra el ingenio formaron parte de la Hacienda María de Boca de Nigua, antigua finca de la esposa del dictador Trujillo dedicada a la crianza de ganado vacuno. Derrocada la tiranía, los terrenos donde se encuentra el núcleo del ingenio pasan a ser propiedad del Estado Dominicano.

En 1979 visita el lugar la periodista e historiadora María Ugarte y realiza lo que se cree fue el primer escrito sobre la existencia de estas ruinas aparecido en la prensa nacional. Antes de esto solo se sabía del lugar por lo que describían las pocas personas que lo conocían.

Entre los años 1988 y 1989 se realizan por primera vez excavaciones arqueológicas en el sitio, a cargo del arqueólogo Fernando Luna Calderón. Durante las investigaciones arqueológicas se identificaron en el Ingenio de Diego Caballero las diversas zonas destinadas a la producción del azúcar de caña: el ingenio de agua, la casa de calderas, la casa de purga, los hornos y el torreón, la acequia y la casa de los propietarios.

Como parte de las investigaciones arqueológicas se liberan y consolidan algunas de las estructuras del ingenio y se repone material perdido en los hornos, la casa de calderas y la acequia. Hasta el momento, las demás instalaciones no han sido intervenidas.

A partir  del año 2000 se renueva el interés por el sitio y se empieza a reunir toda la información necesaria para nominar al Ingenio de Diego Caballero para ser inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial bajo el nombre “La Ruta de los Ingenios”, junto a otros cinco ingenios azucareros de la época colonial: Boca de Nigua, Engombe, Palavé, La Duquesa y Sanate.

En el año 2004 las autoridades del Ministerio de Cultura sometieron el expediente de la Ruta de los Ingenios al Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, el cual incluía al Ingenio de Diego Caballero como una de las propiedades a evaluar para su posible inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial. Aunque el conjunto de ingenios coloniales no pudo ser inscrito en dicha ocasión, la nominación abrió el camino para acrecentar el interés general por su valoración.

El Ingenio de Diego Caballero se encuentra inscrito desde el 2010 en la Lista Indicativa de la República Dominicana como parte de la Ruta de los Ingenios. Aún no ha sido inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial.

 

Razones para su inscripción:

Los ingenios azucareros coloniales de la República Dominicana constituyen unos de los complejos socioeconómicos fundamentales de la colonización europea en el Caribe, siendo la industria más avanzada de su tiempo por la diversidad de actividades requeridas para la producción agrícola e industrial del azúcar de caña y sus derivados.

A través de sus construcciones, el Ingenio de Diego Caballero ilustra el modo de producción esclavista del siglo XVI, así como las tecnologías y materiales importados de Europa y la intensa utilización de mano de obra esclava indígena y africana, fundamentales en ese entonces para la producción industrial del azúcar.

El Ingenio de Diego Caballero es un conjunto de construcciones, algunas de ellas restauradas, que en el siglo XVI eran necesarias para producir azúcar de caña en ingenios hidráulicos.

La zona del molino de agua estaba dedicada a la molienda de la caña. En esta zona se encuentran los restos de una estructura construida en piedras y pañetada con una mezcla de cal y arena donde se encontraba la rueda del molino, una acequia construida de ladrillos, un tinaco cerrado para almacenaje de agua construido de mampostería y con cubierta de ladrillo, una canaleta hecha de piedras que sacaba las aguas ya utilizadas, un túnel y diversas rampas.

La zona de la casa de calderas es la más amplia de todas. Allí se encontraban las estructuras más importantes para la fabricación del azúcar: los fogones, construidos en ladrillo y colocados en hilera que eran calentados a base de leña; los depósitos, donde se almacenaban la leña, la ceniza o el bagazo de la caña; un aljibe para almacenamiento de agua y varias canaletas.

La casa de purga es un rectángulo de piedra y tapia de 800 metroscuadrados. Era el lugar donde se almacenaban las hormas de barro hasta que su contenido de azúcar cristalizado se convertía en pan de azúcar. En el caso del Ingenio de Diego Caballero, la casa de purga se construyó en piedra y tapia con un muro central que dividía el espacio en dos. Según las investigaciones arqueológicas estos espacios pudieron haberse utilizado para actividades diferentes.

La zona de los hornos y el torreón incluye tres estructuras: un horno de ladrillos; un horno circular para cocer las hormas de barro; y un torreón circular hecho en piedras, que primero sirvió posiblemente como cárcel y defensa militar y luego como horno de cal.

La acequiaestá construida en piedra y servía a la vez de canal de alimentación de agua y de desagüe. Tiene un ancho de 1.30 metros y una profundidad promedio de 1.50 metros. En algunos puntos se encuentra recubierta de ladrillo y tapia con una terminación de cal, arena y agua (argamasa). Según las investigaciones arqueológicas, la acequia seguía un diseño ondulado que se piensa llevaba hasta el ingenio las aguas limpias del arroyo Sainaguá (canal de alimentación) y conducía las aguas utilizadas hasta el río Nigua (canal de desagüe).

En el área norte del ingenio están ubicadas la casa de Diego Caballero (palacio construido en muros de tapia), la casa del mayoral y posiblemente los barracones de esclavos. De estas estructuras se identifican hoy algunos restos

En proceso de declaratoria como Monumento Nacional

  • En lugar de utilizar la fuerza animal como lo hacían los trapiches, el molino del Ingenio de Diego Caballero era movido por la fuerza del agua utilizando posiblemente una gran rueda de madera de tracción vertical. Se calcula que un ingenio hidráulico de la época (siglo XVI) podía moler entre 40 y 50 carretas de caña al día para obtener entre 1,120 y 1,960 libras de azúcares. A este tipo de ingenios se les conoce también como ingenios de agua y están siempre construidos a corta distancia de los ríos. 
  • En el Ingenio de Diego Caballero no solo se cultivaba y se procesaba la caña de azúcar. También se criaron cabras y se intentó aclimatar otros cultivos importantes para la dieta del europeo, como el trigo para producir pan y la vid para producir vino.
  • La acequia o canal de agua era una de las estructuras más importantes con la cual se llevaba al ingenio el agua necesaria para moler la caña y se sacaban de allí las aguas ya utilizadas. Según documentos que se conservan hoy en el Archivo de Indias (Sevilla, España), Diego Caballero gastó veinte mil ducados de oro en los seis años que tardó en construirse la acequia del ingenio. Muchos esclavos murieron durante los trabajos.
  • Las investigaciones arqueológicas realizadas en el ingenio indican que pudo haber existido una fundición de metales en Diego Caballero por la gran cantidad de minerales encontrados, tales como cobre, hierro y plomo.
  • Según informe del Arzobispo Alonso de Fuenmayor, entre los años 1532 y 1536 se contaban en el Ingenio de Diego Caballero 170 trabajadores esclavos, de los cuales 150 eran africanos y 20 eran indígenas.

 

Antiguo Ingenio de Diego Caballero en el Portal de la UNESCO (en inglés):

http://whc.unesco.org/en/tentativelists/1713/

 

Antiguo Ingenio de Diego Caballero en el Canal del Patrimonio Cultural Dominicano en YouTube:

http://www.youtube.com/watch?v=PtquncdNkVE

 

Visita 3D al Antiguo Ingenio de Diego Caballero en el portal de Diario Libre:

http://app2.diariolibre.com/contenidodl/infografias/ingenios/diegocaballero/

Contacto: Ministerio de Cultura

Atención: Dirección Nacional de Patrimonio Monumental

Dirección: Calle Hostos 154, Ciudad Colonial

Teléfonos: (809) 688-3591

Fax: (809) 686-0972

Persona de contacto: Arq. Ligia Calero (Subdirectora Operativa)

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Teléfono: (809) 686-4034

Dirección del sitio: Carretera Haina-San Gregorio de Nigua

Contacto en el sitio: Sr. Agustín Germán (vigilante)

Teléfono: (809) 654-9213

Horario: Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 4:00 p.m.

Website: www.cultura.gob.do

Requisitos: Entrada libre

El Ingenio de Diego Caballero se encuentra en la localidad de Nigua, municipio de la provincia San Cristóbal, sobre  una pequeña colina con vista al Mar Caribe, aproximadamente a medio kilómetro de la desembocadura del río Nigua y a unos 600 metros del Ingenio Boca de Nigua.

Coordenadas:

Latitud 18° 21’ 58.85’’ Norte

Longitud 70° 03’ 38.40’’ Este

 

  • icon Video

Tour Virtual Diego Caballero

  • icon Imágenes

 

Actuales

{gallery}diegocaballero/actuales{/gallery}

Antiguas

{gallery}diegocaballero/antiguas{/gallery}